Twitter

Facebook

Seguidores

Chat Caraquistas

Traductor

FOTOS: Ofensiva de Leones despertó ante Caribes

Aguilar y Mayora conectaron back to back . Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

La ofensiva de los Leones del Caracas al fin pudo salir del letargo ofensivo y ayer fabricaron un montón de carreras, sometiendo 7-0 a los Caribes de Anzoátegui.

Los capitalinos anotaron un promedio de 3.6 rayitas por choque en sus últimos cinco juegos antes del el de anoche, en el que para ganar se valieron de una inspirada jornada de Jesús Aguilar y Daniel Mayora, que se combinaron para cuatro imparables, dos de ellos jonrones, tres anotadas y seis empujadas.

Leones abrió la cuenta en el segundo episodio. Wladimir Sutil conectó sencillo y avanzó a tercera gracias a imparable de Carlos Rivero. Luego anotó en carrera debido a un rodado al cuadro bateado por Jesús Sucre.

Aumentaron la cuenta con dos más en el tercer acto y pisaron el plato otras cuatro veces en el quinto. La mayoría del daño se lo llevó el abridor de la tribu Paolo Espino, que fue castigado con cinco carreras en 4.1 innings sobre el morrito.

Por otro lado, los capitalinos también gozaron de sólidas actuaciones monticulares de seis brazos, encomendadas por las del iniciador Thiago Da Silva, que arrojó 4.2 entradas en blanco, en las que toleró seis imparables, dio un boleto y ponchó a cuatro. Mira las mejores fotos del encuentro: 
leonescaribes0311201301.jpg 

leonescaribes0311201302.jpg 

leonescaribes0311201303.jpg 

leonescaribes0311201304.jpg 

leonescaribes0311201305.jpg

Leones quieren más foco para traer carreras

El coach de bateo, Antonio Armas, alega que los bateadores están ansiosos . Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

La ofensiva de los Leones del Caracas amaneció ayer con un average colectivo de .307, por mucho el mejor del campeonato (seguía Caribes con .287); sin embargo, con corredores en posición de anotar las cosas no lucían tan bien, pues la cifra descendía a .254.

Luego de la derrota ante los Tiburones de La Guaira el viernes por la noche, en la que el Caracas solo fabricó una rayita, el piloto de los melenudos, Dave Hudgens, confesó su preocupación e informó que hablaría con su coach de bateo, Antonio Armas, para corregir la situación.

Ayer, Armas creía haber dado con el problema. “De repente se debe a la ansiedad por traer las carreras y la frustración por no poder traerlas”, comentó el experimentado técnico. “Lo importante es hablarlo. Esto es una competencia entre el pitcher y el bateador: cuando el pitcher está en una mala situación y es inteligente tira pitcheos altos, y cuando el bateador les tira a esos pitcheos va a dar flies. Tenemos que hacer que vean mejores pitcheos para que puedan empujar las carreras”.

Así de rápido como encontró el inconveniente, Armas también halló la solución. “Eso se trabaja, creo que hablando con ellos (los peloteros) van a estar más tranquilos y relajados en el home”, indicó. “Vamos a seguir trabajando y recordarles que una carrera empujada cuesta dinero y por eso estamos aquí. No importa el average que tengas, porque si tú empujas 100 carreras te van a pagar por eso”.

El otrora slugger en sus días de pelotero activo todavía tiene algo por resolver, no sabe cómo sucedió que los Leones, el equipo que fabricó más carreras durante las primeras jornadas del campeonato, apenas pudo compilar un promedio de 3,5 rayitas en sus últimos cuatro partidos (sin incluir el de ayer ante Caribes). 

“Esa es la pregunta de las mil lochas, es lo que queremos saber nosotros”, bromeó. 

“Yo no era un bateador de average, pero en mis buenos años empujé unas 90 carreras (en las mayores), así que creo que se debe a la concentración”, explicó.

Leones ven a Eggleston como un seguro

Eggleston dice que no ha tenido suerte en los tryouts en las mayores. Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

Luis Ávila tiene una premisa. El presidente de los Leones afirma que prefiere inclinarse por un jugador importado del beisbol organizado a uno que esté en ligas independientes. “Siempre”, reconoció. 

“Si las 30 organizaciones de las Grandes Ligas tienen una cantidad elevada de recursos como para evaluar a un determinado jugador y esos 30 equipos consideran que ese jugador no les interesa, cabe pensar que no tiene condiciones, aunque necesariamente no tiene que ser así, hemos visto muchos casos de jugadores de ligas independientes que han destacado aquí, pero como un promedio yo me inclino a contratar jugadores de beisbol organizado antes que de ligas independientes”, dijo Ávila.

Pero para esta temporada que comenzó sin la firma del Acuerdo Invernal, lo que impedía que los peloteros protegidos en róster de 40 jugaran en el Caribe, Ávila buscó un plan B: Aharon Eggleston, cuyo caso es curioso, pues nunca ha jugado en el beisbol organizado, toda su carrera la ha hecho en ligas independientes.

Ahora que el asunto del róster de 40 está resuelto, Caracas tiene en los jardines a Casper Wells, y además esperan para hoy la llegada de JD Martínez y Eric Thames, todos con experiencia en las mayores. ¿El problema? Deben abrir cupo en el róster y Eggleston (que hasta ayer bateaba para .333 de average en 18 turnos) lo ha hecho bien.

“Yo estoy satisfecho”, manifestó Ávila. “Pero tienes nueve cupos y hay que tratar de decidir quiénes son los nueve que más te pueden ayudar, cosa que va a complicar la decisión, no va a ser fácil”, reconoció.

Una de las cosas que puede salvar a Eggleston es que no tiene problema en ir a la liga paralela, donde ya estuvo una vez. “Eso siempre fue lo previsto”, dijo el presidente. “El acuerdo fue que pudiera estar aquí o en la paralela y hasta ahora ha funcionado”. Leones no tendría problemas en pagarle el sueldo al foráneo solo para tenerlo como seguro ante una eventualidad. “A veces es difícil conseguir un jugador en 24 horas”, dijo Ávila.

Leones regresaron arepas a Bravos en Margarita

Aguilar conectó HR de tres carreras. Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

Leones del Caracas debían desquitarse y lo hicieron. Ayer devolvieron a Bravos de Margarita el blanqueo que los insulares le habían propinado el sábado.

Para ello los capitalinos se valieron de buenas actuaciones de Yoanner Negrín (2-0), que se combinó con cuatro relevistas, y de Jesús Aguilar, principal arma ofensiva en la conquista que terminó con pizarra de 6-0.

El abridor cubano lanzó cinco episodios, en los que toleró tres hits, concedió dos boletos y ponchó a tres. Negrín ya le había lanzado cinco innings a los Bravos en la jornada inaugural.

"Para esta salida me preparé igual", dijo Negrín. "Le lancé muchos slider la otra vez así ahors que mezcle un poco diferente", afirmó.

El derecho ha trabajado cinco episodios en todas sus aperturas, algo que casi no se ve en las primeras semanas de campeonato. "La clave es que cuando terminé mi temporada en Estados Unidos me mantuve entrenando y por eso llegué listo para lanzar tantos innings", explicó.

Caracas picó adelante en el segundo acto con una rayita, pero el verdadero daño a Margarita lo hizo Aguilar con un jonrón de tres carreras en el tercer episodio ante el abridor Carlos Monasterios (0-2). "Me estaba trabajando en la esquina de afuera pero pude seleccionar un buen pitcheo y hacer un buen swing", contó el inicialista, que ya suma 3 jonrones y 10 empujadas.

 "Uno trabaja para esto y se siente rico cuando las cosas te salen bien", expresó.

Gregorio Petit atribuye su éxito a la salud

El jugador de cuadro botó cuatro jonrones este año en triple A . Actualidad deportiva proporcionada por www.liderendeportes.com

Gregorio Petit jamás había dado más de dos jonrones en una campaña en la LVBP. Este año pegó tres en sus primeros ocho juegos, pero eso no es algo que le quite el sueño.

El campocorto de los melenudos no entiende por qué los fanáticos pueden estar tan sorprendidos por su buen comienzo (además de los cuadrangulares, ligaba para .419 de average y OPS de 1.247) y simplemente le atribuye todo a la salud.

“La gente está contando los cuatro años que tuve sin dar jonrón (en Venezuela), pero metiendo los tres que estuve lesionado”, bromeó Petit. 

“Yo no he hecho nada, lo que estoy es dándole a la pelota bien y están saliendo los batazos, y punto. He estado enfocado es en darle duro, las pelotas han encontrado huecos y otras se han ido de jonrón, no es algo que suelo hacer, pero en los Estados Unidos también he dado mis jonroncitos. Es sorpresa para la gente de aquí, pero no es sorpresa para mí”, explicó.

Ciertamente, este año Petit sacó cuatro pelotas en triple A, pero necesitó más de 500 viajes al plato para eso. Aun así, ligó para un sólido promedio de .292, su cifra más alta en el beisbol organizado desde 2007. “La salud fue una de las claves principales del resultado que se tuvo”, alegó.
“Me siento mejor que hace cuatro años. No es fácil jugar con molestias o dolor, y no los tengo por primera vez desde hace mucho”, explicó.

Petit no se fija mucho en las estadísticas. “Le puedes pegar a la pelota 20 veces duro y pueden salir todas de frente”, comentó. “Nadie puede decir que va a salir a dar un jonrón, tú simplemente le tratas de pegar duro, y si se va mejor todavía”, finalizó el infielder.

El bullpen de Bravos frenó a Caracas

Jesús Aguilar rompió su racha de juegos con al menos un hit
La mejor ofensiva en el campeonato, fue blanqueda por el bullpen menos efectivo. Los Leones del Caracas vieron cortada su racha de victorias, al caer ante Bravos de Margarita 1-0 en el estadio Nueva Esparta de Porlamar.
Una carrera en el cuarto inning, les sirvió a los insulares para ganar el encuentro. Johnnie Lowe, quien durante los tres primeros episodios estuvo dominante, le regaló un boleto a Antoan Richardson, quien avanzó a segunda base por robo y llegó a tercera por infield hit de César Hernández. Lowe fue sustituido por Diegomar Markwell, quien obligó a Corey Brown a batear para doble play e impulsar la carrera.
Por el otro lado, Eric Berger, dominó a los bates de los Leones del Caracas, durante cuatro episodios y del resto se encargó el bullpen insular. Los relevistas de Bravos, llegaron al juego de anoche con la peor efectividad de la LVBP (7.15); sin embargo preservaron la ventaja por espacio de seis capítulos.
Así se completó el primer blanqueo en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en la 2013-2014.